Skip to content

Menos es más: lidiar con la abundancia o “Vaya a ordenar su PLE”

31 marzo, 2010

Continuamente tengo presente la imagen de un hombre agobiado por la montaña de papeles de su escritorio como recordatorio del modelo de acumulación que debemos dejar atrás y debo decir que aún sigue provocandome bastante tensión.

Armando una visión histórica de mis ambientes de aprendizaje (APAs, PLE en inglés) pude comprobar la cantidad de recursos (fuentes y herramientas) que he ido coleccionando a lo largo de los años de vida en linea (por no hablar de libros, apuntes y fotocopias de la vida pasada ;)).

Muchos de ellos fueron utilizados pero muchos más quedaron a la espera. Y se acumularon. Y perdí la noción de porqué los guardé en su momento. Y me da lástima borrarlos, pero se que no me da el tiempo para estudiarlos…

Entonces ahora tengo:

Cuentas abandonadas:

  • favoritos que guardé más o menos clasificados en carpetas, que nacieron en Yahoo, intentaron pasar a Firefox (mal, duplicados), y ahora veo desde Crhome. Pero son muchos y ya no me identifico tanto con ellos.
  • Blogline con los feeds que leía por el 2004
  • Google notes con los recortes y recursos del 2007 que dejé al descontinuarse la aplicación (mi actual navegador no la soporta),
  • Delicious – ahora intentando recuperarla- y de CiteUlike (similar, más académica).
  • Google reader
  • mi blog “Colaborativo” en Blogía y otros experimentos en Blogger

Cuentas activas:

  • lector de feeds de Yahoo.
  • Diigo
  • suscricpiones por correo (al fin y al cabo son las que más perduraron, pues si no puedo leerlas quedan ahi, pero periódicamente llaman mi atención demandando pocos minutos para saber si me interesan o no)
  • Estelaripa’s blog  en word Press

Carpetas y carpetas en mi PC, bibliografías y sistemas de clasificación que no dan cuenta de la complejidad que encierran y del paso de los años e intereses… (A este punto ya estoy deprimida). A veces pienso: “año nuevo vida nueva” y dejo atrás la compljidad comenzando de cero en una nueva aplicación o agregando a las nuevas carpetas el año actual como referencia.

Por eso, al ver hoy tantos recursos interesantes que se están juntando en el grupo del curso ELRN de DIIGO pensé que “menos es más” -al menos para mi, en este momento-. Por eso  voy a resistir la tentación de guardar todo lo potencialmente interesante para dejar solo lo que efectivamente creo que voy a poder leer. Para que con el paso del tiempo no se convierta en un cajón o fichero desordenado más, virtual en este caso.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 1 abril, 2010 0:42

    Buen dia Estela:

    Sus reflexiones desde la vivencia las hacen bastante aterrizadas y consecuentes.

    Compartimos la formación por estancos y determinada por la escasez. En donde acumulabamos apuntes, fotocopias y libros. En cambio ahora les digo de a mis estudiantes que lo mejor que pueden hacer con sus notas es olvidarlas porque probablemente lo que aprenden hoy no les servira mañana.

    En eso Downes propone la noción del conocimiento liquido en donde la rapida obsolencia por los desarrollos vertiginosos hacen innecesario
    guardar conocimiento y la superabundancia de información -se estima que la informacion en la Internet se duplica cada seis meses- nos lleva a criteriar de una manera mas fina lo significativo y hará una habilidad cada vez mas necesaria, el hecho que olvidemos lo intrascendente e irrelevante.

    • 8 abril, 2010 14:53

      Hola Leonel!! Gracias por comentar y disculpas por la demora de la respuesta!!!
      El cometario de Karen y mi respuesta van en la linea de la necesidad que planteas de desarrollar una habilidad cada vez más fina para discriminar lo significativo, relevante y perdurable dentro de la avalancha de información. También me interesa y me gustaría saber dónde Downes presenta el concepto de conocimiento líquido. A su vez me preocupa que la dinámica que presentan estos planteamientos nos pueda llevar a formas superficiales de pensamiento, “apuradas” por el vértigo y la sobreabundancia. Y me pregunto si realmente podemos dar cuenta de esa complejidad o si caeremos en nuevas formas estrechas de mirar, (por ejemplo: antes el filtro de las publicaciones estaba en manos de las editoriales, hoy priorizamos el filtrado de “lo valioso” que hacen nuestros referentes en el mundo virtual. Es verdad, es más amplio y más configurable el panorama -tenemos mas opciones y mayor posibilidad de elección- , pero me pregunto si la desproporción que hay entre nuestra capacidad de procesar y la vertiginosa abundancia no termina siempre resolviéndose en un cuello de botella, mediante el cual intentamos reducir lo inabarcable, via criterio personal y via confianza en el criterio de otros. Es decir nuestro contacto con la compljidad sigue estando mediatizado.
      Bueno, no se si es claro el planteo y si tiene sentido… pero es un pensamiento en proceso y en voz alta que me suscitó el comentario y que pongo en discusión. Seguimos conversando!

  2. 7 abril, 2010 23:29

    Hola, me parece muy curioso lo que planteas, es cierto cada año abrimos nuevas carpetas, nuevas suscripciones, redes y comunidades y dejamos atras un monton de información que consideramos interesante pero tal vez el tiempo no nos dio para leerla y que ahora pueda que este desactualizada.Por ello estoy de acuerdo contigo que debemos ser muy selectivos en las cosas que compartimos y queidentificamos interesantes, pero me atañe la duda de como generar esta competencia por asi decirlo y considerar que la información que se esta compartiendo en verdad sera útil para nuestra comunidad.
    Que opinas sobre el planteamiento sobre el desaprendizaje?
    Gracias, Karen

    • 8 abril, 2010 13:42

      Hola Karen, gracias por interesarte y compartir sobre el tema. La verdad que yo también me hago esa misma pregunta! Por lo pronto creo que tomar consciencia de la necesidad de desarrollar esa competencia es importante y nos ayuda a ser más (auto) críticos en los criterios que aplicamos para la búsqueda, selección, catalogación (tags), archivo, puesta en común, etc. de lo potencialmente interesante que vamos encontrando. Creo que como repite Diego en varias partes, es importante cada vez más explicitar nuestro foco de interés y desarrollar una disciplina que nos permita mantenernos direccionados al adentrarnos en el océano de información y estímulos que nos rodea. Aunque quizás también debamos abandonar la pretensión antigua de abarcar el todo e ir más liviana, intuitiva y humildemente recogiendo lo útil que encontramos en el camino (si no me equivoco algo así es el concepto de “serendipity” aplicado a la educación).
      Yo siempre me pregunto cómo hacen los “popes” con este tema…? Cómo harán Downes, Siemens, Arina, etc.? Me encantaría saberlo. Mientras podemos compartir nuestras más modestas experiencias…
      En cuanto al desaprender, rastreé un poco el tema en los blogs del curso, pero no tengo una idea formada. Más desde la intuición diría que “desaprender” me hace pensar en la idea de un aprendizaje acabado, cerrado -yen este caso fallido u obsoleto- que requiere ser reemplazado. Yo me inclinaría más a pensar en la idea de un aprendizaje siempre inconcluso, temporal, en proceso, que se va reciclando y reconfigurando a medida que va cambiando nuestra experiencia y nuestro conocimiento. Me parece que esta puede ser una idea más afin a estos tiempos de pocas certezas.
      Lo seguimos pensando!!

Trackbacks

  1. Seek Sense Share, presentación by Harold Jarche « Estelaripa's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: